Entre uvas

Enviado por Uvas

Con los viñedos de paisaje y las uvas colgando de ellos, tu rostro enmarcado entre sus hojas verdes no hace más que volver a mi mente…
Recuerdo el sol de verano acariciando nuestra piel desnuda, recuerdo tu boca saboreando la mía mientras tus dedos jugaban a trazar un laberinto en mi espalda.

El aire de mar se colaba entre los diminutos espacios que había entre nuestros cuerpos, igual que se colaba entre los racimos de uvas. Y ese olor dulce del fruto que nos rodeaba junto con el amargo sabor de la arena que los cubría se habían convertido en el perfume de tu piel.

Te agarré tan fuerte como pude, no quería soltarte ni un instante. Pero volvimos a la realidad de nuestra vida en el asfalto, y desapareciste…
Esa tarde de verano entre uvas es todo lo que me queda de ti, y cada vez que saboreo un buen vino no puedo evitar saborearte a ti.

Anuncios

Beso

Enviado por Letras Pensantes

Que tu boca esté solitaria sin poder desahogar tanta pasión que aún está guardada, me abruma. Tanto, que al mirar tus labios morder y tu lengua pasar, van surgiendo en mí las más descaradas ganas de sostener firmemente tu cara y lanzarme de un zarpazo a darte un beso.

Confieso que es mi mayor debilidad, probar tus labios, ese dulce elixir de tus carnosos labios corriendo lentamente por los míos, como aquellos que tienen la dicha de juntar sus labios a diario, mientras cierran sus ojos, mientras se envuelven en caricias.

¡Un beso tuyo debe ser lo más cercano a estar en el paraíso!

Te sueño

Enviado por Selene

Aún ahora, después de tanto años, de vez en cuando te cuelas en mis sueños. Sin motivo alguno, sin derecho alguno y sin mi permiso, entras en mi cabeza y manipulas mis recuerdos para crear de nuevos.

Te sueño y no sé porqué lo hago, pues nos abandonamos hace tanto tiempo que casi ni lo recuerdo. Pero en mi cabeza te deseo y te beso, me buscas y me dejo encontrar.

Y cuando suena el despertador, aún con los ojos cerrados veo cómo me miras y tras un suspiro, desapareces.

Te sueño de vez en cuando. Y sé que tu también me sueñas… Hace años que no nos vemos despiertos… Da igual, ya te veré otro día cuando cierre los ojos.

Alcohol

Enviado por byluis7

Y estas putas ganas de comerte a versos, de recitarte con las manos o será que el ballatine’s nubla mi cordura. Pero esta angustia que me agita contra el vaso es tan real, ¿que como puede ser locura? Si cada noche es el búho que se asoma a mi ventana y siento como me ahoga entre unos hielos, sábanas frías que me arropan. Y si en realidad todo es un ataque de sinceridad, ayudado por el alcohol y las horas en soledad, que llaman a esta puta necesidad.

Enganchado a ti

Enviado por Daniel Fernández (Tinta en los dedos)

Ahora que no me queda nada me doy cuenta de que sólo me que queda claudicar ante ti. En medio de este lugar, que nada significa, te suplico, esperando que no destruyas estas palabras y entiendas que, lo que ahora digo no es de un ser aprovechado, quizás si de un desesperado, que ha perdido todo y tan sólo le queda pedir lo que un día le prometieron darle antes de su fin.

Pues bien, éste es el momento, ha llegado el momento definitivo, espero que te acuerdes de que prometí seguirte sin mirar atrás y nunca olvidarme de que lo prometí. Es el precio de mi rescate, lo único valioso es seguir enganchado a ti y, por mucho que a veces quiera decirte que no es verdad, no queda más remedio que reconocer la realidad, diga lo que diga, sin ti no puedo avanzar más.

Créeme, sin ti, sin todo lo que de ti consigo no sería nada y te lo digo de un trago, sin nada que lamentar, tras tomar este veneno en forma de copa que algún vándalo se ha prestado a preparar.

Te lo prometo, lo juro, tú eres mi verdad, por mucho que lo niegue en ocasiones, nunca dejará de ser realidad.